1
/
3
/

Novedades

La clave para leer más…

19 febrero, 2018
¡Conviértete en el lector que siempre has querido ser! 1. Fija una cantidad de libros que quieras leer este año, pero que sea realista. Goodreads tiene una función con la que puedes indicar la cantidad de libros que piensas leer en 2018, y puede llegar a intimidarte si ves que tus amigos piensan leer 50 o 60 libros este año. Si te estás planteando leer más, empieza poniéndote una meta de 12 libros, es decir, uno al mes. Si vas leyendo a un ritmo mayor, siempre puedes modificar la cantidad. Otra forma de hacer un seguimiento de los libros que te has leído es crear una página en tu diario. 2. Fija una cantidad determinada de tiempo y de páginas que vas a leer cada día. En mi caso, cuando más leo es cuando lo hago de corrido, media hora o una hora seguida. Otro objetivo puede ser leer 20 páginas o dos capítulos al día. No empieces pensando que vas a leer 100 páginas cada día, porque te cansarás muy rápido. 3. Encuentra tu hora favorita del día para leer. Yo solía leer siempre antes de acostarme, pero enseguida me daba sueño y dejaba de leer pronto. Me di cuenta de que el mejor momento para leer era por las mañanas mientras tomaba el desayuno, yendo y volviendo del trabajo en el metro y al despertarme los fines de semana. Después de unas cuantas semanas no me costaba ningún trabajo leer un buen rato seguido: al contrario, esos son los momentos que quiero que lleguen y que más disfruto. 4. Crea un rincón agradable de lectura en casa. Puede ser sencillamente que pongas todos tus libros en un lugar muy visible de la casa para que nunca los pierdas de vista. Y además, si estás constantemente viendo en una estantería los libros que quieres leer, querrás empezarlos cuanto antes. La versión más extremista sería quitar todas las teles que haya en tu casa para que te resulte más fácil tomar un libro. Puedes empezar sacando la tele de tu cuarto y ver si con eso aumentas el tiempo de lectura. 5. Ve por la tarjeta de una biblioteca. ¡AHORA MISMO! Tener acceso ilimitado a libros gratis es pan comido. Si aún no tienes tarjeta de alguna biblioteca, ¡hazte con ella de inmediato! Pasarte la tarde explorando la biblioteca de tu colonia y encontrar un ejemplar de ese libro del que tanto has oído hablar es algo que te da una sensación de calma increíble. Si no tienen el libro que buscas puedes poner tu nombre en la lista de espera y hacerte del libro en papel o en versión electrónica cuando esté disponible. 6. Lleva siempre un libro encima. Yo leo tanto libros en papel como libros electrónicos, pero esté donde esté, SIEMPRE llevo un libro conmigo. No tardarás en darte cuenta de que tienes muchos momentos libres sueltos a lo largo del día (cuando estás esperando el tren, por ejemplo, o en la cola esperando que tu hijo

El desamor contado en 6 libros…

16 febrero, 2018
El ser humano en su total complejidad ha intentado descifrar los sentimientos. No hay modo de explicarlos. La ciencia ha podido ubicar las regiones del cerebro que donde se producen y podríamos reducirlo todo a reacciones químicas e interconexiones neuronales. Pero es un asunto que va más allá de esa simple explicación. Sí, se han dado definiciones de diccionario a las emociones: el amor es un sentimiento intenso que parte de la insuficiencia y necesidad de buscar unión con otro ser. Esto suena hasta impersonal, considerando que el amor ha sido motivo de tantas historias y conflictos. Su contraparte, el desamor en teoría sería el sentimiento de ruptura cuando se pierde el vínculo con el otro. Una explicación bastante simplista.     Perder al ser amado, llorar, sentir un vacío inexplicable en el estómago, hace mil preguntas que no van a tener respuesta y que sólo se convierten en una tortura, eso es el desamor; pero también hay enojo, frustración y desmotivación. Esto es sólo una parte de la experiencia que hasta el momento es imaginaria y genérica pero varios autores se han encargado de contarnos a través de sus personajes cómo se va desarrollando desde el interior este temible, pero tan común, sentimiento.     “Grandes esperanzas” de Charles Dickens La vida de Phillip Pirrip es narrada desde su infancia como huérfano cuidado por su hermana hasta que se convierte en caballero. En el transcurso de enamoramiento, se vuelve aprendiz de herrero y luego recibe una fortuna de un misterioso benefactor. En el camino de su vida se encuentra con varios personajes, sus amigos, sus rivales y un viejo extraño que conoció en su infancia. “El túnel” de Ernesto Sabato ¿Hasta qué punto puede llegar la obsesión para asesinar a quien te puede comprender mejor? Eso es lo que describe el pintor Juan Pablo Castel tras cometer un crimen pasional que atentó contra la vida de María Iribarne. Se conocieron después de una exposición del pintor la relación evolucionó en la obsesión de Castel por descubrir todo acerca de ella y al enterarse de la verdad no la pudo soportar. “Cyrano de Bergerac” de Edmond Rostand Una obra que relata la historia de Cyrano, un personaje que lo que tiene de ingenio y sentimentalismo, lo tiene de feo. Él se enamora pero su amor no es correspondido porque su prima Roxane, el objeto de su afecto, a su vez está enamorada del guapo Christian. Tras una serie de enredos y tragedias que involucran cartas escritas por el protagonista pero firmadas por el galán, llega el momento en que Roxane se entera de la verdad, siendo muy tarde para todos. No puede haber nada más desgarrador que ver a la persona que amas con otro y además, ser cómplice para que esa relación perdure. “A Grief Observed” de C.S. Lewis “Nadie me dijo que el duelo se sentía tan parecido al miedo”. El desamor visto desde la muerte del ser amado. Es un libro con una serie de anotaciones y

Nietzsche y Salomé…un amor no correspondido

11 febrero, 2018
“El amor es el estado en el cual, la mayoría de las veces, el hombre ve las cosas como no son”. -Nietzsche El amor es la base de nuestra identidad intrapersonal. Lo que nosotros creemos ser, cambia radicalmente cuando ese bicho raro llamado amor nos afecta. La necesidad de depender emocionalmente de una persona no es de nuestro agrado, pero a veces es imposible no caer en las redes del amor. Quienes niegan y buscan decir no a tan profundo sentimiento, puede que hayan sido lastimados en el pasado, pero hay quienes no se detienen ante las negativas hasta que las cosas se han salido de control totalmente. Una de esas personas fue Friedrich Nietzsche. Nietzsche conoció a Lou Andreas-Salomé cuando entraba en la cuarta década de su vida. Ella tenía sólo 20 años de edad y fue quien hizo que Nietzsche se enamorara perdidamente. El espíritu libre de Salomé cautivó no sólo a Nietzsche, hizo temblar a la comunidad intelectual de Europa en esa época. La musa, amante y mentora de Rainer María Rilke, fue psicoanalizada por Sigmund Freud de la siguiente manera: “Quien se le acercaba, recibía la más intensa impresión de la autenticidad y armonía de su ser, y también podía comprobar, para su asombro, que todas las debilidades femeninas y quizá la mayoría de las debilidades humanas, le eran ajenas o las había vencido en el curso de su vida”. Nietzsche llamó la atención de esta mujer de una manera peculiar. No sentía atracción hacia él debido a su belleza física ni intelectual. A pesar de ser uno de los más importantes pensadores de sus tiempos, la razón del interés de Lou Andreas-Salomé fue por su “afectado patetismo”, así lo explica Manuel Cruz en su libro Amo luego existo, “pero le atrae la magia de unos ojos que parecen albergar una secreta soledad, una abismal vida interior”. Según Cruz, Nietzsche, condenado desde el principio, dijo a esta mujer en su primer encuentro “¿Desde qué estrella hemos venido a encontrarnos aquí?” Nietzsche conoció a esta mujer gracias a quien se convertiría en parte esencial del sufrimiento del filósofo alemán Paul Rée. Los que fueron amigos durante un tiempo, comenzaron a frecuentar más y más a Salomé, quien correspondía a Rée pero mantenía una amistad con Nietzsche, quien incluso llegó a pedirle matrimonio, a lo que ella se negó pero esperaba entablar una triada de producción y trabajo intelectual. Finalmente, Rée y Salomé dejaron atrás a Nietzsche después de una de las propuestas de matrimonio del escritor. Por su parte, Salomé se convirtió en una escritora, filósofa y psicoanalista respetada. El ingenio intelectual de las personas con las que convivió sirvieron de mucho, pero fue su mentalidad la que generaba ideas tan radicales que hacían temblar los cimientos de la razón tanto como lo hizo Nietzsche. Por algo tantos artistas y pensadores se enamoraron de ella. En la famosa foto en la que aparecen Salomé, Paul Rée y Nietzsche, ella está en una carreta sosteniendo un látigo. Se

Libros para superarlo/la…

9 febrero, 2018
Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad. ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada. Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: “qué calor hace”, “dame agua”, “¿sabes manejar?”, “se hizo de noche”… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho “ya es tarde”, y tú sabías que decía “te quiero”). Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón. — Jaime Sabines, Espero curarme de ti. Todos los días olvidamos toda clase de cosas; olvidamos las llaves, comer a tiempo, olvidamos cumpleaños, olvidamos cómo se escribe una palabra… Olvidamos siempre, pero algo que no se olvida tan fácilmente es un amor que estuvo (o que está) presente en cada centímetro de nuestro cuerpo. En un hecho que las relaciones no siempre están destinadas para durar, debemos entender que “por algo” pasan las cosas y que los cambios siempre traen cosas positivas a nuestras vidas, tal vez, después de todo, no éramos tan felices como pensábamos. Cuando terminamos una relación o cuando estamos decididos a dejar atrás a ese episodio que trae más tristezas que alegrías a nuestra vida, atravesamos una serie de etapas: primero la de conmoción y desconcierto; cuando te das cuenta de la realidad, de que el amor nunca puede ser perfecto. Segunda: la negación, donde te convences que esa persona se dará cuenta de su terrible error y te buscará, pero no será así. Tercera: Ira, el momento en el que odias a esa persona y sólo le deseas lo peor. Cuarta y la más humillante: negociación, donde puedes rogar y suplicar un poco. Luego viene la culpa, donde piensas que tú eres el culpable de todo, y casi al final de este duelo, la parte más difícil es la depresión, donde muchos se quedan estancados. Aquí es donde realmente necesitarás ayuda para seguir con tu vida y olvidar, superar… porque aunque no lo creas en ese momento, vienen cosas mejores. Es por eso que te recomendamos 8 libros que puedes leer cuando necesites fuerza interna para olvidar ese amor que no estará más y que debes sacar inmediatamente de tu vida

Épicos poemas ¿de (des) amor?

7 febrero, 2018
Y tú, ¿deseas amar o recordar? No veo la necesidad del recuerdo si después se mancha con literatura, ya que no siempre enriquece. Sucede como cuando uno mira una fotografía: la nostalgia busca recuerdos subconscientes —inconscientes— y los mezcla con una especie de preconsciente que terminar por hacerte creer —ya de un modo más consciente— que determinado suceso ocurrió de cierta manera. Sucede lo mismo con el amor, a veces es más pleno recordar un amor que vivirlo. Hay quien dice que recordar simplemente —en vez de amar— es de cobardes, y que amar es, entonces, de valientes. Si bien es cierto que hay montones de manifestaciones del amor, la poesía siempre resulta una de las opciones más recurrentes para exponerlo. A continuación encontrarás un par de poemas que te harán pensar en ese amante del pasado que aún añoras o en ese amor presente que inunda cada espacio de ti. “Recuerdo” Recuerdo el tacto de sus labios –suave– como debió haber sido el primer contacto entre el mar tempestuoso y la suave arena de la costa Reclamo: al recuerdo de su aroma que pende ondulante en mi memoria; amanecer que anuncia la ausencia de sus piernas que no me atrapan más en ese candor que ES su abrazo… Siento… siento el calor de su beso como el primer rayo que recibe un tulipán al amanecer; Padezco en la llaga de su ausencia: como debió doler la primera herida en la nube antes de precipitar Recuerdo la mirada en sus ojos antes de unir nuestras almas en un momento; ese recuerdo, la dulce presión de sus labios su calor su aroma sus ojos Voy a su encuentro, camino al cadalso que de recuerdos no vive el hombre “¿?” Podría enamorarme de ti, sin que apenas lo advirtieras te amaría con trémula pasión. Sí… si me diera la gana besaría impaciente las migajas de tu paso intrascendente; con besos daría brillo y color a tu pálido e impaciente rostro. Mas, para qué, dime, amor (no) mío ¿? Lo siento, no puedo amarte de hacerlo mostraría la debilidad que todo hombre debe guardarse —con ello procuro mi seguridad aunque nadie pueda asegurarla— Descuida, no va tan mal la cosa, cuando menos duermo bien por las noches. Disculpa, mi cobardía lombarda es algo de lo que poco se conoce. Y tú…¿Prefieres amar o recordar? Vía culturacolectiva.com

¡Las apps de lectura que no te pueden faltar!

31 enero, 2018
Los teléfonos inteligentes nos ayudan mucho en el día a día con ciertas tareas. Y ahora también son útiles para leer los libros más interesantes. Los smartphones o teléfonos inteligentes se han convertido en un elemento muy pero que muy importante en nuestras vidas. Casi se pude afirmar que todo lo que nos importa y necesitamos está en el. Números de teléfono importantes, fotos de familia y amigos, aplicaciones diversas para nuestro día a día como son las del banco. Nuestros móviles se han convertido en una prolongación de nuestra mano, ya que lo hacemos todo con el, pagar en el super, hablar con los amigos, escuchar música y algunos leen libros. Si eres de estos últimos estas de suerte, te vamos a facilitar las 2 mejores app para leer desde tu smartphone.   1. Bookari  Se puede afirmar que está es la mejor de las dos. Te da la posibilidad de abrir los libros en formato PDF y EPUB, si eres aficionado a la lectura desde smartphone, sabrás que esta última es la más recomendable. Pues con este formato puedes modificar el tamaño de la letra y el color de fondo es personalizable y cuenta con un “modo noche” para no dañar tus ojos. Otro aspecto que va a encantar a los más lectores es que permite hacer anotaciones y subrayar las partes más importantes. Esto es interesante desde el punto de vista académico, ya que para los estudiantes es una gran ventaja, de esta forma se ahorrarán mucho dinero en libros en papel. Esta app es muy completa, pues también cuenta con una tienda de libros para comprarlos dentro de ella. O si su selección no te gusta puedes añadir las URL de tus tiendas favoritas. Para hacerte con ella, tienes dos versiones, una gratuita y otra de pago. Y en ambas te da la posibilidad de subir tus libros a la nube y sincronizarlos con otros dispositivos, como tablet u ordenadores. Y lo mejor de todo es que es compatible con Dropbox por lo que podrás consultar tus documentes directamente desde ella.   2. Kindle  Esta seguro que la conoces, es la aplicación de lectura del gigante Amazon, y cuya ventaja es la sincronización con Amazon Unlimited. Si eres de los que compra todo en esta plataforma, incluidos tus libros, esta es tu app. Pues al si tienes instalado Kindle, al comprar el libro se descargará automáticamente a la aplicación y se sincronizará con el resto de dispositivos, sin que tu tengas que hacer nada. La desventaja de esta aplicación es que solo permite leer libros descargados de Amazon. Esto es un inconvenientes ya que puede que prefieras comprar en otra tienda online de libros. La ventaja es que son muy competitivos y tiene libros que no encontrarás en otros lugares. La lectura es fácil, la pantalla es cómoda y si lo juntamos con el fondo sepia y la posibilidad de cambiar la tipografía y tamaño de la letra, aumenta la legibilidad.   Vía arealibros.republica.com

Gabriel García Márquez: su legado digitalizado

28 enero, 2018
Gabriel García Márquez (Aracataca, Colombia, 1927 – Ciudad de México, México, 2014) nos dejó algunas de las mejores páginas de la Historia de la Literatura, personajes memorables, un universo propio enraizado en Macondo pero inspirado en las narraciones orales y en la diversa cultura popular de Latinoamérica, así como en su infancia y en la figura de sus antepasados, y también notables crónicas periodísticas que ponen de relieve la estrecha relación entre literatura y periodismo. Los amantes de su obra y su figura terminan este 2017 con la grata noticia de la digitalización de todo su legado. Un sueño hecho realidad para expertos, curiosos y todos aquellos que se quieran iniciar en su extensa carrera. Desde ahora, 27.500 materiales están disponibles online gracias a la cooperación de la familia del escritor y a una subvención del Council on Library and Information Resources (CLIR). El Harry Ransom Center es un centro internacional de investigación y un museo situado en Austin (Texas, EEUU) que se ha encargado de llevar a cabo todo este proceso, gracias al cual se podrá abordar la vida y el trabajo del autor colombiano desde una perspectiva más amplia, completa y cómoda. Este centro compró todo el legado hace dos años por la cantidad de 2,2 millones de dólares. El archivo contiene manuscritos originales de obras publicadas e inéditas, material de investigación, fotografías, libros de recortes, correspondencia, recortes, cuadernos de notas, guiones, y una grabación de audio de su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura en 1982. Su extenso legado convive ahora con los papeles de grandes autores de la talla de James Joyce, William Faulkner o Jorge Luis Borges. Los que se adentren en el archivo online encontrarán manuscritos originales de diez libros, más de cuarenta álbumes fotográficos que recorren casi nueve décadas de su vida -esa vida que no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la recuerda para narrarla, según le gustaba a él decir-, casi dos mil piezas de correspondencia, borradores de su discurso de agradecimiento para el Premio Nobel de 1982, las máquinas de escribir Smith Corona y los ordenadores en los que escribió obras míticas, y también las crónicas periodísticas que documentan esa exitosa carrera como escritor y periodista. Los curiosos que se pregunten el motivo de la flor que aparece en la primera página de la mítica novela lo encontrarán también buceando por este archivo. Y es que otra de las pasiones del Nobel, además de la música, era el dibujo. Al dedicar los libros a sus amigos, solía dibujar flores de largo tallo, como la que aparece sobre estas líneas y que realizó para Álvaro Cepeda. Las dudas de Gabo Para el autor de Aracataca, Cien años de soledad era “una novela muy larga y muy compleja en la cual tengo fincadas mis mejores ilusiones”, y por la cual prácticamente no se levantó de la mesa en algo más de un año. Poco podían imaginarse él como su mujer, Mercedes Barcha, el éxito que

Top10: Los consejos de Virginia Woolf para escribir

25 enero, 2018
“La literatura es el arte al que consagramos nuestras vidas.” Efectivamente, Virginia Woolf entregó su vida a la noble tarea de escribir. De su obra, sus diarios y sus cartas, podemos extraer cuáles eran sus procesos y motivaciones, resumidos en 10 útiles consejos para cualquier escritor. 1. Crea tu propio método Virginia Woolf buscó lo que ella llama su “método”, un procedimiento que le permitiera expresar sus preocupaciones literarias, políticas y personales. Su técnica del monólogo interior es una de las contribuciones más importantes a la novela moderna. 2. Ten una disciplina Desde su época de soltera, Virginia Woolf ya dispuso de una habitación propia, que alquiló junto a su hermana Vannessa en Sussex. Monk’s House, su última residencia, tenía un cobertizo con vistas al monte Caburn donde situó su escritorio. Escribía a todas las mañanas excepto los domingos. Desde ese cobertizo partió hacia la muerte. 3. Lee a los clásicos Woolf admiraba a los clásicos griegos, que fueron muy importantes en su formación, así como a John Milton, William Shakespeare, Jane Austen, Walter Scott y George Eliot, en cuyas lecturas se sumergía una y otra vez. 4. Escribe un diario La autora escribió su diario -que consta de más de 26 volúmenes- desde 1915 hasta cuatro días antes de su suicidio en 1941. Este método de escritura fluida y sin exigencias le permitía descansar de la escritura de ficción. 5. Confía en tu talento Aunque obsesiva y perfeccionista, siempre fue ambiciosa con respecto a sí misma y a su trabajo, y ya desde el comienzo de su carrera se consideró parte de una élite de talento. 6. No te apresures Virginia Woolf sostenía que el escritor debe escribir mucho, pero no apresurarse, y siempre anduvo en busca de su ritmo interior, de las emociones más escondidas. 7. Enfréntate a tus fantasmas La literatura permitió a Virginia exorcizar sus demonios. En el momento de escribir bordeaba su propia enfermedad para crear personajes llenos de matices, que plasmaran lo que realmente somos, con todas nuestras vulnerabilidades. 8. No devalúes tu obra Para Woolf, la “escritura bella” era un mero artificio mecánico que se quedaba en la superficie y no añadía nada a la verdadera recreación de la vida, llena de sutiles matices. 9. Sal de casa Disfrutaba dando largas caminatas por la campiña, en las que recitaba en alto sus textos, modelando con la voz la fluidez de lo que escribirá más tarde; o por Londres, paseos que le servián de inspiración. 10. Pon en valor tu trabajo Virginia Woolf fue una gran defensora del derecho de las mujeres a la independencia, fueran escritoras o no. Uno de sus mayores legados es el cuestionamiento de la mujer en la literatura y la producción intelectual. Vía eraseunavezqueseera.com
Load more