Gabriel García Márquez: su legado digitalizado

By LeerMx 4 semanas agoNo Comments

Gabriel García Márquez (Aracataca, Colombia, 1927 – Ciudad de México, México, 2014) nos dejó algunas de las mejores páginas de la Historia de la Literatura, personajes memorables, un universo propio enraizado en Macondo pero inspirado en las narraciones orales y en la diversa cultura popular de Latinoamérica, así como en su infancia y en la figura de sus antepasados, y también notables crónicas periodísticas que ponen de relieve la estrecha relación entre literatura y periodismo.

Los amantes de su obra y su figura terminan este 2017 con la grata noticia de la digitalización de todo su legado. Un sueño hecho realidad para expertos, curiosos y todos aquellos que se quieran iniciar en su extensa carrera. Desde ahora, 27.500 materiales están disponibles online gracias a la cooperación de la familia del escritor y a una subvención del Council on Library and Information Resources (CLIR).

El Harry Ransom Center es un centro internacional de investigación y un museo situado en Austin (Texas, EEUU) que se ha encargado de llevar a cabo todo este proceso, gracias al cual se podrá abordar la vida y el trabajo del autor colombiano desde una perspectiva más amplia, completa y cómoda. Este centro compró todo el legado hace dos años por la cantidad de 2,2 millones de dólares.

El archivo contiene manuscritos originales de obras publicadas e inéditas, material de investigación, fotografías, libros de recortes, correspondencia, recortes, cuadernos de notas, guiones, y una grabación de audio de su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura en 1982. Su extenso legado convive ahora con los papeles de grandes autores de la talla de James Joyce, William Faulkner o Jorge Luis Borges.

Los que se adentren en el archivo online encontrarán manuscritos originales de diez libros, más de cuarenta álbumes fotográficos que recorren casi nueve décadas de su vida -esa vida que no es la que uno vivió, sino la que recuerda y cómo la recuerda para narrarla, según le gustaba a él decir-, casi dos mil piezas de correspondencia, borradores de su discurso de agradecimiento para el Premio Nobel de 1982, las máquinas de escribir Smith Corona y los ordenadores en los que escribió obras míticas, y también las crónicas periodísticas que documentan esa exitosa carrera como escritor y periodista.

Los curiosos que se pregunten el motivo de la flor que aparece en la primera página de la mítica novela lo encontrarán también buceando por este archivo. Y es que otra de las pasiones del Nobel, además de la música, era el dibujo. Al dedicar los libros a sus amigos, solía dibujar flores de largo tallo, como la que aparece sobre estas líneas y que realizó para Álvaro Cepeda.

Las dudas de Gabo


Para el autor de Aracataca, Cien años de soledad era “una novela muy larga y muy compleja en la cual tengo fincadas mis mejores ilusiones”, y por la cual prácticamente no se levantó de la mesa en algo más de un año. Poco podían imaginarse él como su mujer, Mercedes Barcha, el éxito que le aguardaba a la novela desde su publicación, en la primavera de 1967, en medio de una época de apuros económicos para la familia.

Hoy nos puede parecer inconcebible, pero el escritor tenía tantas dudas sobre el futuro del libro que en una correspondencia con su amigo Plinio Apuleyo Mendoza le confesó su miedo a que pudiera fracasar. Durante los últimos meses de creación, tenía la sensación de estar “metido en una aventura que lo mismo podía ser afortunada que catastrófica”.

Es de sobra conocido el éxito mundial del libro -la obra en español más traducida después de El Quijote– y la influencia que ha tenido sobre otros escritores, pensadores y lectores. Cien años de soledad es una novela considerada un clásico de la literatura y que ha conseguido tal vez lo más difícil para un autor: ser aclamado por la crítica y por el gran público. Tanto esta como otras –El amor en los tiempos del cólera o Crónica de una muerte anunciada– son long sellers: libros que llevan décadas estando entre los más vendidos. Obras que no suelen faltar en ninguna librería.

No nos cabe duda del éxito que le espera a este archivo online, una maravillosa oportunidad de conocer al escritor, al periodista, al pensador y, por qué no, al hombre familiar, al amigo de sus amigos, gran amante de los vallenatos y las rosas amarillas. García Márquez es eterno, casi tanto como sus fondos digitalizados.

Aquí te dejamos la colección para que la disfrutes.


 

Vía hablandoconletras.es
Category:
  #CosasDeLectores
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply