Tips para escribir una “Calaverita Literaria”

By LeerMx 4 semanas agoNo Comments

¿Quieres escribir una calavera literaria? Si estás buscando un detalle para sorprender a tus amigos y compañeros en esta temporada de muertos, o si tienes que elaborar una calaverita para tu clase de español, en esta guía encontrarás todo lo relacionado con la creación de estos fabulosos poemas mexicanos.

Cuando se aproxima la Temporada de Muertos –como se dice en México-, durante los últimos de días de octubre y los inicios de noviembre, es muy popular escribir Calaveras Literarias y dedicarlas a algún amigo o compañero de trabajo. Pero muchas veces no sabemos cómo empezar a escribir nuestra propia Calaverita, ya sea porque nos parece muy difícil inventar rimas o porque nos parece complicado dar ese toque cómico.

Aunque es cierto que escribir puede ser complicado, también puede ser muy divertido, sobre todo con la orientación indicada. Por ese motivo, te ofrecemos esta guía fácil para escribir una Calavera Literaria. Te aseguramos que te vas divertir y lograrás escribir una Calavera Literaria muy original.


¿Qué es una calavera literaria?

Una Calavera Literaria es un poema breve, humorístico y de carácter popular, en el que se planteas situaciones imaginarias donde un amigo o personaje importante se encuentra con la personificación de la muerte y esta se lo lleva al otro mundo. Hay que tener en cuenta que al ser una composición popular, la forma de escribir una Calaverita Literaria es muy libre.

Hablemos un poco más de las características de una Calavera Literaria, porque sin esas nociones básicas no entenderemos muy bien cómo escribir una buena Calaverita.

La extensión

El primer rasgo de estos poemas es su extensión, es decir, una Calavera se escribe en pocas líneas o versos. Por lo general, la Calaverita Literaria está compuesta por cuatro estrofas de cuatro versos, llamadas cuartetos.

Por último, cada uno de estos versos mide ocho sílabas porque es la métrica usada en la poesía popular. Descuida, es muy fácil este verso ya que las oraciones del habla común suelen medir ocho sílabas. Sin embargo, si te resulta complicado medir sílabas, puedes hacerlo de forma libre. También es válido hacerlo así.

La rima

Otro rasgo importante y propio de su carácter popular es que una Calavera Literaria siempre lleva rima, porque le da un toque más expresivo y mucho ritmo al ser leída. Pero no hay que preocuparse mucho por la rima, en la Calaverita se usa la rima asonante, que es un tipo de rima fácil de conseguir. Un ejemplo de rima asonante es el par de palabras: luna y espuma. Estas palabras suenan muy parecidas porque una termina en UNA (luna) y la otra en UMA (espuma), digamos que la rima asonante es una rima aproximada.

Algo más, el esquema de rimas de la Calavera Literaria es muy flexible, la persona que escribe lo escoge a su antojo. Si no sabes a qué se refiere eso del esquema de rimas, se trata de la forma cómo riman los versos entre sí. De este modo, tenemos que los esquemas más comunes son: de rima cruzada, rima abrazada, rima de verso suelto. Más adelante lo explicaremos a fondo.

La ironía

Probablemente, la ironía es el aspecto más importante de la Calavera Literaria, sin lo cual no se conseguiría el efecto cómico. Para aquellos que no recuerden qué es la ironía, se trata de un recurso retórico en el cual se propone que el resultado es contrario a la intención, por ejemplo: Juan guardó la cereza del postre para el final, porque es su favorita, pero en un descuido, su hermana menor se la comió. Así que recuerda, la ironía da el efecto cómico a la Calaverita literaria.

El uso del lenguaje

Cuando vamos a escribir una Calavera Literaria, siempre hay que respetar su carácter popular. Por lo tanto, no es recomendable escribir una Calaverita con un lenguaje formal o culto, porque pierde su sabor festivo. Al contrario, una Calavera Literaria se escribe con lenguaje coloquial. De hecho, en México se retoma el habla ranchero o folclórico, consiguiendo un carácter más popular.

 

Cómo escribir una calavera literaria paso a paso:

Antes de comenzar, aclaremos que no hay un método único para escribir una Calavera Literaria, nosotros solo proponemos una guía orientativa, tú puedes escribir de la manera que te resulte más fácil. Ahora sí, empecemos.

1. El destinatario

Aunque suene obvio, lo primero es escoger la persona a quién va dedicada. Esto es muy importante porque nos ayudará a fijarnos límites, pues algunas personas podrían sentirse ofendidas. Así que, si el destinatario es tu profesor o tu jefe de trabajo, te recomendamos pensar en qué tanto humor podría soportar esta persona. Nosotros, escogeremos a un amigo.

2. La situación

En una Calavera Literaria, la Muerte vista a la persona en circunstancias cotidianas de la vida. Por esta razón, es importante escoger un lugar y una actividad típicos de nuestro destinatario, por ejemplo: si nuestro amigo es un médico, lo mejor sería usar su consultorio como escenario y una consulta con un paciente como la actividad. En nuestro caso, mi amigo será un panadero.

3. La ironía

Como ya habíamos dicho, la ironía es la esencia de lo cómico en la Calavera Literaria, sin embargo, la ironía puede darse de muchas maneras. Por lo general, el personaje trata de engañar a la muerte, pero es descubierto de forma inesperada e inocente por la Muerte. No obstante, en algunas Calaveras, quien sale humillada es la Muerte. Aconsejamos que la víctima de la ironía se nuestro amigo, a menos que la intención sea elogiarlo.

También forma parte de este punto, planear cómo va a suceder la acción irónica. Aquí debes usar tu imaginación y pensar de qué forma el personaje intentará engañar a la muerte y cómo fracasará su plan. En nuestro caso, se me ocurre que: el panadero se esconderá en un saco de harina y al no encontrarlo la Muerte, esta se lleva el saco donde está oculto, como consolación.

4. La estructura

Este es el último punto a planear antes de comenzar a escribir, es fundamental determinar si usaremos métrica o no, el esquema de rimas, el número de versos por estrofa y la cantidad de estrofas. No hay que tomarse a la ligera este paso, entre más compleja sea la estructura poética a usar, más tiempo y esfuerzo vamos a necesitar. Nuestra recomendación, si no estás familiarizado con el arte del verso, es que no uses métrica, que uses rimas libres y que límites el poema a dos estrofas de seis u ocho líneas.

5. La redacción

No existe una manera exclusiva de redactar, porque se trata de una actividad de creación, es natural que cada persona proceda de manera distinta. Sin embargo, se propone escribir primero la Calavera sin rimas:

Estaba un panadero trabajando su masa, cuando vio a la Calaca por la ventana. Se dio cuenta que venía por él y, creyéndose muy astuto, se escondió en un saco de harina en la bodega. La Huesuda entró a la panadería, buscó por todos lados y no encontró al artesano de los panes. Resignada la Pelona, accedió al almacén y dijo: ―Como no encontré a este hombre, por lo menos me llevaré este saco de harina, para luego hornear unos panes.

Después de este borrador, podemos convertirlo en rima, hagamos un primer intento. Aclaro, muchos elementos se perderán, pero es parte del proceso creativo:

“Estaba el panadero trabajando su masa,
Cuando vio a la Calaca por la ventana,
Y como supo que venía a su casa,
Decidió jugársela esa mañana.

El panadero se esconde en un saco de panes.
―Huesuda tonta, no creo que puedas
Encontrarme, a mí no me llevas.

Toca la puerta y toca la ventana,
Nadie le abre, la Huesuda entra la casa
Vio los instrumentos, pero no al panadero esa mañana.
Busca y lo busca, solo encontró masa

La Muerte muy triste agarra el saco de panes.
― ¡A este no lo encuentro! Pero dicen que con pan las penas
Son menos. Yo mínimo me llevo estas teleras.”

En este punto, sería suficiente para concluir la Calavera a un nivel muy básico, pero cumpliendo con requisitos de rima e ironía. Hay que dejar claro que los versos no tienen la medida de ocho sílabas tradicional y sólo hay dos estrofas de cuatro versos que se alterna con dos estrofas de 3 versos. Las rimas del primer cuarteto son exactas y las palabras usadas en la terminación de cada línea se retoman en la estrofa número cuatro. Por lo que refiere a los versos de tres líneas, estos tienen un verso suelto, que no rima, al principio y las dos líneas restantes tienen rima asonante.

El aspecto de la ironía se cumple cuando el panadero se oculta en un saco de panes y la Muerte no lo encuentra, momento en el que la Huesuda se rinde y se lleva el saco de panes como consolación. Con esto sería suficiente para terminar la Calaverita, sólo asignaríamos un nombre al panadero.

Una última observación a tener en cuenta, no existe una manera específica de hacer Calaveras Literarias porque son una manifestación artística; y como sucede con el arte, no hay una fórmula para realizarlo porque se trata de una búsqueda personal. Así que procura divertirte mientras escribes tu Calaverita Literaria

Category:
  #LoQueImportaEstáEnTuCabeza
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply